11/8/09

CARNAVALES DE MI TIERRA

Una de las tradiciones más populares y alegres de nuestro país son los carnavales. Esta costumbre, probablemente heredada de Europa, se entremezcla con las vivencias del mundo andino, con las tradiciones de la costa y de la selva, donde las comparsas, bailes, serpentinas, corte de árboles, corsos, agua, talco, y una desenfrenada alegría, caracterizan esta fiesta en las distintas regiones del Perú.

El mes de febrero, para los huanuqueños, ha sido y será siempre el mes de la diversión. Mi padre me contaba con mucha alegría y nostalgia a la vez, sobre los carnavales de antaño de esta ciudad, allá por los años 50, cuando disfrutaba de las grandes fiestas de disfraces que se organizaban en el ex Club Central, en el Club Chun Wa –que pertenecía a la asociación Tsan de Huánuco– y también en el Hotel de Turista, donde todos ingresaban con disfraces muy coloridos.

Había muchas tiendas de disfraces y la demanda, en esa época, era muy grande. Según mi madre, que trabajaba en uno de esos locales –la tienda “Carmela de Corvacho”–, los disfraces se agotaban muy rápido, por lo que continuamente tenían que confeccionarse nuevos o arreglar inmediatamente aquellos que devolvían rotos y deteriorados, después de haber sido alquilados por uno o dos días.

Los concursos de disfraces se realizaban en todas las fiestas sociales, y también durante los desfiles de carros alegóricos que se hacían en la ciudad. Casi todos los años se llevaba el primer premio un conocido ciudadano de Huánuco, el señor Digno Fernández, quien en una oportunidad se disfrazó de “cocinero chino”, personaje que le caía a pelo, ya que sus rasgos orientales le favorecían. En otra ocasión, se presentó al concurso semidesnudo, ataviado solamente con un “pellejo” cuero de tigrillo. Ese disfraz logró despertar la hilaridad en la gente, que veía en él a un “Tarzán de la Selva” de mediana estatura. Su originalidad, entusiasmo y el gusto que trasmitió a la gente, le merecieron el primer puesto en el concurso. Aquéllos eran los días más felices.

El carnaval tiene cuatro días de expresión intensa: empieza un sábado y termina la víspera del miércoles de ceniza. Familias enteras se pasean orgullosas por calles y plazas, bailando y entonando dulces melodías, compuestas para la ocasión. Las calles se llenan de serpentinas, no hay persona que no las tenga alrededor del cuello.

Carlos Ortega, director del Instituto Nacional de Cultura de esta región, nos cuenta que los carnavales “son una festividad ligada a la diversión, a la alegría del pueblo y se celebra con el inicio de la fiesta de San Sebastián, el 20 de enero”.

Lo singular que tienen los carnavales en Huánuco, es el corte de árbol, más conocidos como ‘Yunza’. A diferencia de otros lugares, aquí solo se monda un árbol. No es como se cree, que son varios árboles que se cortan a la vez.

Ortega explica que con el correr del tiempo se han perdido características muy peculiares de los carnavales huanuqueños. “He tenido la oportunidad de ver en película un carnaval, si no me equivoco del 38 o 40, donde se puede apreciar la participación masiva del pueblo en comparsas, carros alegóricos, donde cada barrio desfila con su reina. Era tradicional ver los carros alegóricos de “Huallayco Vida”, “San Pedro”, “Escuchaca”, y de todos los barrios que tenía la ciudad”.

“Esto poco a poco se ha ido perdiendo. Creo que hay la mejor voluntad e intención de las autoridades de conservar la autenticidad de los carnavales. La municipalidad de Huánuco está pidiendo el apoyo y respaldo de las instituciones, para que se puedan celebrar los carnavales en esta ciudad”, comenta.

El Juego de los compadres y Comadres
Es el preludio de las fiestas de carnavales en Huánuco. Elvira Olivas, profesora de danzas, muy querida y respetada por nuestra gente, dice que la municipalidad entrega unas “huahuas” (pan de harina) a los padrinos y ellos lo tienen que vestir como bebés. Antiguamente se hacia en los barrios, pero hoy se hace en el municipio, donde son bautizados en presencia de un cura y un sacristán, que son personajes jocosos y pícaros que hacen reír a la gente con sus ocurrencias.

Ya en el bautizo, se pronuncia una frase muy conocida por los huanuqueños: “Yo los bautizo con agua de carrizo, para que no seas lizo”. Pero estos bautizos, que en realidad son juegos, se convierten muchas veces en compromisos serios y así surgen los compadrazgos.

Terminada la ceremonia, los asistentes participan de la fiesta donde comparten un rico cafecito, acompañado de bollitos. Después, para alegrar la fiesta, toman “huarapo” –extraído del jugo de la caña de azúcar–, así como aguardiente de “Pacan” o de la hacienda “Vichaycoto”, todo con la compañía de músicos. De esta manera se inicia el primer jueves de semana.

El correo de don “Calixto”
“Desde cuando era pequeñita, me acuerdo que salía el correo de don Calixto. Eso significaba el inicio de los carnavales. Salía de la Alameda de la República, donde los postillones o pregoneros (carteros) repartían, por las principales calles, cartas amorosas a las solteras o a las viudas, lo que Calixto les envía”. Así recuerda Elvira Olivas, una de las vivas costumbres de los carnavales huanuqueños.El correo va acompañado por una banda de música y recorre las principales calles, anunciando el inicio de una nueva celebración del carnaval.Javier Berrospi, periodista de esta localidad, señala que las cartas eran décimas de pie forzado y antiguamente se repartían en acémilas (burros).

El Bando y la llegada de Calixto
El viernes se realiza el famoso Bando, que viene a ser la disposición de Calixto correspondiente al año, y así, cada uno de los vecinos, puede hacer lo necesario para vivir durante las fiestas de carnaval. Estos se manejan literariamente con versos, medidas, rimas y cuartillas, por lo que se destaca a personajes pintorescos de la localidad, indudablemente conocidos en el ámbito.
En el Bando interviene un “amanuense” (secretario), un “canciller” (el responsable del carnaval) y el pregonero, como antesala a la llegada de don Calixto que es el día sábado, cuando hace su ingreso por Huallayco, recorriendo los barrios tradicionales, acompañado de un carro alegórico de mucho colorido y de su esposa conocida como Doña Pimienta.
Durante el recorrido, la gente en cada esquina baila la conocida muliza. Sobre esto, precisamente, nos ilustra Carlos Ortega, para quien “la melodía, propia de los carnavales de Huánuco, es la muliza. Si bien Pasco y Tarma se disputan la cuna de este género musical, la muliza huanuqueña posee características muy especiales, tanto en la letra como en la música, que la hacen única e inconfundible. Esta melodía propia de la región termina con un remate de ‘cashue’ y ‘Chimayche’ que, gracias al trabajo de muchos músicos, que continuamente realizan nuevas composiciones, aún conserva vivo el colorido y la esencia de la ciudad. Además muchas bandas de músicos aún interpretan las mulizas antiguas, que no han perdido su vigencia”.
Don Calixto y Doña Pimienta
“Calixto” y “Doña Pimienta” (la esposa) son personajes que han sido adoptados en los carnavales. Calixto el es el Rey -una simulación del rey Momo que hay en Europa y Brasil-, el personaje que preside las fiestas de los carnavales con su entrada a la ciudad.
Doña Pimienta es un varón vestido de mujer, un personaje pintado de colores fuertes y llamativos, con bustos y glúteos exagerados. Se caracteriza por proferir besos volados y levantar la mano saludando a la gente, como si se tratara de una reina haciendo adioses.
También forman parte de este jolgorio, decenas de jóvenes disfrazados danzando al ritmo de la “Muliza”. Y, mientras algunos jóvenes y adultos juegan con talco y serpentina, otros en cambio usan chisguetes y globos. Mi padre era uno de ellos, junto a sus amigos se divertía mojando a las señoritas de esa época. Pero lo que más les divertía –según confiesa– era lanzar globos desde lejos a la “tuba” de los músicos o a los “saxofones”. Les divertía hacer que el sonido de esos instrumentos musicales cambie de pronto, cuando los globos llenos de agua entraban a los orificios de esos instrumentos. Se escondían y de lejos veían como los músicos trataban de sacar rápidamente el agua que había ingresado al “saxo” o a la “tuba”.
Miércoles de Ceniza y entierro de don Calixto
Llega el miércoles y ese día se despide el carnaval. Hay que enterrar a don Calixto. La gente ya tenía preparado desde la mañana su ataúd, confeccionado en base a carrizo y lleno de cuetes. Cuatro personas vestidas de negro transportarán el cajón.
La viuda no para de llorar y de llamar la atención con sus alaridos y desmayos, pero como van apareciendo más viudas plañideras, se descubre que don Calixto era “mujeriego”, situación que a la gente que asiste a los carnavales le hace mucha gracia.
Los asistentes se entretienen viendo las disputas entre las viudas. ‘Todas’ son hombres disfrazados de mujeres, que además de llorar por la desaparición de don Calixto, caminan por las calles abrazando y coqueteando con otros hombres concurrentes al entierro.
Los órganos genitales del difunto –hecho con frutas- están expuestos al público, sin ningún pudor. Un plátano bellaco en medio de dos naranjas, simulan los órganos sexuales del rey del carnaval. Las viudas abrazan a Calixto y lloran cogiendo el miembro con sus manos, mientras lo miran arrobadas.
La gente goza de este espectáculo y acompañan el entierro de Calixto, que al caer la tarde será arrojado al río Huallaga, desde el puente Calicanto.
Pero los asistentes no se van aún, falta leer el testamento del difunto. La concurrencia se aglomera impaciente por conocer los destinos de los bienes materiales de don Calixto. El testamento es redactado con mucha sorna e ironía, al punto que algunos personajes conocidos de la ciudad podrían heredar los calzones de doña Pimienta. Esto es motivo de por lo menos una semana de burla y risas, cuando las personas se encuentran con el heredero de tan singulares prendas.
Carlos Ortega, nos cuenta también que algunos testamentos de don Calixto –de años anteriores– fueron elaborados por personases muy importantes de Huánuco, de gran calidad literaria, por lo que espera que en algún momento se puedan recuperar y hacer un archivo de estos.
Menciona como ejemplo, trabajos de Tomantino Ríos y de Panay Lazo. Actualmente hay gente joven que está trabajando en ello, como Javier Berrospi y el doctor Virgilio López Calderón, como una forma de conservar invalorables recuerdos de lo que constituye una de las tradiciones folclóricas más representativas de nuestra tierra, los Carnavales Huanuqueños.

Publicado por: Orlando Bravo en
http://reportealdia.blogspot.com/2007/02/carnavales-los-de-mi-tierra.html

MORENADA, DIABLADA Y CAPORALES ¿DANZAS PERUANAS O BOLIVIANAS?




Escrito por René Calsín Anco.

En estas últimas semanas nuevamente se ha puesto en tapete la paternidad de algunas danzas altiplánicas, caso de la Morenada, la Diablada y los Caporales.

NECESARIA RETROSPECCIÓN
Los primeros pobladores altiplánicos (cazadores, recolectores y pescadores) nos dejaron varias danzas. Después los agricultores y pastores, particularmente los de habla puquina, los que forjaron las culturas Qaluyo, Pukara y Tiwanaku, crearon innumerables danzas. Entre los legados de la cultura Pukara tenemos al Puli Puli y a los Pujllay y las Anata, estas últimas danzas son conocidas como carnavales. De esos tiempos, también son los Sikuris. Con los reinos aimaras aparecieron las danzas guerreras, caso de la Qawa o Qashwa, la Wifala y la Qajcha. Durante el Tawantinsuyo la principal concentración religiosa y ferial se cumplía en Copacabana; en el primer tramo de dominio inka Hatunkolla hacía de capital del Qollasuyo y en el segundo tramo, Chucuito; por entonces, los pobladores del Qollasuyo ostentaron la primacía dancística y musical en el Tawantinsuyo; las principales festividades se realizaban en la capital del Qollasuyo y en Copacabana. De manera que la abrumadora mayoría de las numerosas y atractivas danzas altiplánicas que hoy las apreciamos en los carnavales y las festividades, las llamadas autóctonas, son de factura prehispánica. Han sobrevivido con algunos cambios en coreografía, música y vestuario.

SUPERVIVENCIA DE DANZAS
Durante la colonia, a pesar de la política de adoctrinamiento que se sustentaba en la extirpación de idolatrías, sobrevivieron numerosas danzas. Cabe recordar que los españoles se empeñaron en desaparecer danzas en Copacabana y con menor entusiasmo en el resto del altiplano y el virreinato del Perú, en donde muchas de ellas se mantuvieron vivas, particularmente de zonas altas y menos vulnerables. En 1621 Alonso Ramos Gavilán advertía que los hispanos "an procurado siempre desterrar de sus fiestas [de los naturales] sus enfadados atambores... no consintiéndolas estos de Copacabana, ni los bayles de sus antepasados... los bayles de sus antepasados, que tan vivos los tienen los del Pirú".

DANZAS DE ORIGEN COLONIAL
Algunas de las danzas, aquellas clasificadas como de "trajes de luces", caso de la Morenada, la Diablada y los Caporales tienen sus antecedentes en los siglos de dominación colonial. Por entonces, los pocos esclavos negros que moraban en el altiplano se conjuncionaron con los naturales para dar lugar a una nueva expresión dancística, la danza de los MORENOS. Esta danza, practicada fundamentalmente por esclavos y acompañada por grupos de sikuris, en sus orígenes estuvo asociada a la minería, principal actividad de los años coloniales. Hacía de escenario de los Morenos el hoy altiplano peruano y la actual Bolivia.

DELIMITACIÓN DE FRONTERAS
La delimitación de la frontera entre Puno (como departamento del Perú) y la república de Bolivia ocurrió en 1825. En los años previos a esta delimitación jurisdiccional, a la actual república boliviana se la conocía como Alto Perú, porque formaba parte del virreinato del Perú y se encontraba a más de 3800 m.s.n.m. Esta frontera se estableció cuando las expresiones dancísticas predecesoras de las danzas que hoy se encuentran en disputa de paternidad se practicaban en todo el altiplano, es decir en la hoy región Puno y en territorio boliviano.

PRIMACÍA DE LOS MORENOS
En la república continuó la práctica de la danza de los Morenos, sin la presencia de los negros, por ser adaptada por grupos de naturales o mestizos; la parte musical seguía a cargo de los Sikuris. En la primera mitad del siglo pasado, los Morenos se entronizaba como la principal danza en la Festividad de la Virgen de la Candelaria de Puno y en otras fiestas patronales de la hoy región Puno, caso de la Festividad de Nuestra Señora de las Mercedes de Juliaca. A esta expresión dancística también se la denominaba Siku Moreno o Pusa Moreno, o simplemente "Sikuris", pero no debemos confundirla con los verdaderos grupos de Sikuris.En la ciudad de Puno, mientras los Morenos se constituía en la danza emblemática de la fiesta patronal puneña, en los carnavales hacía de danza insignia la Pandilla Puneña. En 1913, J. Víctor Neira reseñaba detalles de la principal danza de la Festividad de la Virgen de la Candelaria, en estos términos: "Morenos... Una docena de indígenas, ataviados de casacas recamadas de oro y plata, pantalón corto y turbante ó chambergo guarnecido de plumas, resaltan entre la multitud con sus colores chillones y el ruido monocorde de las zampoñas y de los tamboriles... danzan un baile grotesco, ritmando el cuerpo al compás de una matraca que agita... Celebran la festividad religiosa de la Virgen, la Patrona del pueblo". De esta reseña, destacamos que en la Festividad de la Virgen de la Candelaria de 1913, los danzarines de los Morenos portaban una matraca.

DE LOS MORENOS A LA MORENADA
En el segundo lustro de los años cincuenta del pasado siglo, los Morenos devinieron en Morenada, cuando los grupos de Sikuris fueron reemplazados por las bandas y cuando se hicieron algunas mejoras en el vestuario. En esa transformación se contó con influencia boliviana.En Puno, entre los últimos conjuntos de Morenos se cuenta a la Comparsa Unión Puno y a los Morenos de Orkopata, y entre las primeras morenadas, que aparecieron hace medio siglo, a la Morenada Orkapata y a la Morenada Chulluni. La Confraternidad Morenada Orkapata simboliza el paso de los Morenos a la Morenada; puesto que en junio de 1955 los Morenos de Mañazo se desprendía de Sikuris Mañazo; en la Festividad de la Virgen de la Candelaria de 1956, participaban ambos conjuntos de manera independiente; en 1957 los "Morenos de Mañazo" adoptó el nombre de Morenada de Mañazo y, poco tiempo después, el de Morenada Orkapata.

DE LOS DIABLOS Y ÁNGELES A LA DIABLADA
El diablo es un personaje tanto de danzas andinas como de europeas. Este personaje formaba parte de numerosas danzas puneñas. En 1928, Juan Alberto Cuentas hacía notar que el diablo "ocupa sitio preferente: en el Ttintihuaca, el Lanlaku, en Los Cintakana... también en los SICURIS, los diablos son la nota predominante". Así, por esos años, el diablo y el ángel formaban parte de los personajes de los Morenos. En la tercera década de la centuria pasada los diablos y ángeles empezaron a desprenderse de sus danzas originales para generar nuevas danzas independientes. Al respecto es ilustrativa la información suministrada por el El Eco de Puno sobre la Festividad de la Virgen de la Candelaria de 1921: "cinco comparsas de indios disfrazados de toreros, morenos, ángeles, diablos y llameritos, precedían a la procesión". Otra información periodística de 1954, da cuenta de la participación de: "Diablos, llameros y otros bailes".Hace medio siglo era notoria la presencia del diablo y de personajes afines en los Morenos. Así, en 1955, de Sikuris Mañazo se informaba: "Mañazo con toda la gama de disfraces de diablos caporales -de siete cabezas- chinas, diablos, chunchos, osos, negros, viejos, mexicanos, etc.".Años después, las agrupaciones de ángeles y diablos se recrearon en la Diablada. En esa recreación, no estuvo ausente el ingrediente boliviano. En la parte musical, el siku cedió el paso a los instrumentos de bronce.

La Diablada Bellavista y la Diablada Porteño fueron las primeras en intervenir en la Festividad de la Virgen de la Candelaria, en los años sesenta de la centuria anterior.Así como de los Morenos se recreó la Morenada, de los Diablos y los Ángeles la Diablada; de similar manera de Llameros y Kullawas (danzas prehispánicas) resultaron la Llamerada y la Kullawada.

INNOVACIONES Y NO CREACIONES
Los cambios en la parte musical (los bronces por el siku) y la estilización en el vestuario, son innovaciones y no creaciones. Por tanto, la participación en estos cambios no da derecho a una paternidad exclusiva de una danza, como lo están sustentando algunos ciudadanos bolivianos. Además, en esas innovaciones no sólo participaron bolivianos sino también peruanos, particularmente puneños, porque las innovaciones ocurrieron en Perú y Bolivia.

LOS CAPORALES
Es una danza recreada recientemente en Bolivia, apenas cuenta con algo más de tres decenios de existencia. Para su recreación se apeló a tres danzas afroaltiplánicas creadas en el período colonial, a una danza boliviana: la Saya, de las Yungas; a una danza peruana, creada en Yunguyo: el Tundique; y a los Negritos, de origen altiplánico en general, puesto que se practicaba en la región Puno y en el altiplano boliviano. La Saya es ejecutada por negros, en cambio, el Tundique y los Negritos por aimaras.Sobre el Tundique, en 1928, Emilio Romero apuntó: "Tundiquis... de factura colonial. Los danzarines son parejas de hombres entre los que uno de los indios se disfraza de zambo y mulato y caminan al son de una gaita hecha de un pinquillo y una vejiga inflada". En 1934, en el Certamen de Música y Bailes Regionales que se llevó en la ciudad de Puno, intervenía los Negros del distrito de Chucuito.En 1976 ingresó a la región Puno la danza de los Caporales, cuando Los Urus del Gran Poder de La Paz participó en Juliaca, con ocasión de las Bodas de Oro de la creación de la provincia de San Román. Esta danza apareció con el nombre de Tuntuna. Entre los primeros conjuntos de Tuntuna de Puno y Juliaca, se cuenta a: Centro Folklórico Tuntuna Juventud Universitaria, Caporales de la Tuntuna del Barrio Miraflores, Tuntuna del Centro Folklórico de Danzas Juliaca, Tuntuna Cordillerano, Caporales de la Tuntuna Señor de Qoyllor Ritti, Reyes de la Tuntuna Brisas Porteñas, Caporales de la Tuntuna del Barrio Huáscar y Caporales de la Tuntuna Pioneros del Mañana.

Ni la danza de los Caporales, que se creo en Bolivia, tiene exclusividad en su paternidad, puesto que para su recreación, reiteramos, se apeló a tres danzas, una de ellas es netamente de origen peruano, el Tundique.

PRIMACÍA DANCÍSTICA DE PUNO
En 1934 el artista y escritor cusqueño Darío Eguren de Larrea expresaba: "Puno constituye la riqueza musical y coreográfica mayor de América" y, en 1967, el notable narrador José María Arguedas escribía: "No creemos que exista en América un acontecimiento comparable, en cuanto a danzas y música, como la fiesta de la VIRGEN DE LA CANDELARIA".

INTERPRETACIONES PERUANAS
No sólo hay controversias de paternidad en las danzas, sino, también en música, puesto que muchas interpretaciones musicales peruanas son pirateadas y asumidas como bolivianas. Un caso ilustrativo es la canción Ojos azules. Los bolivianos, además de utilizar canciones peruanas, apelan a algunas danzas nuestras para recrearlas.

A MANERA DE CONCLUSIÓN
Son numerosas las danzas altiplánicas. En la región Puno hay mayor variedad que en el altiplano boliviano, por la gran tradición dancística y musical que ostentamos. Son pocas las danzas que tienen por escenario a Puno y a la república boliviana, sin embargo, son advertibles los matices o las variantes que existen, estas diferencias las apreciamos claramente en la diablada puneña y la diablada boliviana. En el desarrollo de estas danzas se contó con aportes de peruanos y bolivianos.

En suma, consideramos que muchas danzas altiplánicas, caso de los que se encuentran en debate, tienen un origen común, por tanto la paternidad es mutua, tanto del Perú como de Bolivia.

Escribe: René Calsín Anco en: http://www.andino.pe/

10/8/09

NUESTRAS DANZAS

NEGRITOS DE HUÁNUCO Y PALLAS

PASACALLE HUAMANGUINO

CARNAVAL HUANUQUEÑO

TINK'U

TINK'U







TATASH

AUGA

VALS


CAPORALES


LOS CARAPACHOS

FANTASÍA SELVÁTICA


HUAYNO DE HUACAYBAMBA


LA MORENADA PUNEÑA


TRAJES TÍPICOS DEL DEPARTAMENTO DE HUÁNUCO


CASHUA HUANUQUEÑA


COFRADÍA DE LOS NEGRITOS DE HUÁNUCO


SÍNTESIS HISTÓRICA DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL HUÁNUCO CANTA Y BAILA


Un 13 de Julio de 1976, la Profesora Luz Elvira Olivas Miraval, haciendo realidad un anhelado sueño, funda el Grupo de Danzas con el nombre de “Tusuy Huaynacay”, nombre que lo propuso el ya desaparecido Profesor Carlos Crosby Crosby, y fué a su petición que la primera presentación la realizaron en el Colegio Nacional “Nuestra Señora de las Mercedes”, de la ciudad de Huánuco.

El año 1978 la Municipalidad Provincial de Huánuco organizó el II Festival Nacional de la Canción, espectáculo que contaba con un maestro de ceremonias muy popular en esa clase de eventos de esa época, el Sr. David Odria, quien en un breve receso de su participación, les sugirió que el Grupo de Danzas debiera llamarse “Huánuco Canta y Baila”. La respuesta no se hizo esperar porque en forma unánime los integrantes del Grupo decidieron designar con ese nombre a su naciente agrupación, de la cual la Profesora Luz Elvira Olivas Miraval se honra en ser su Directora desde sus inicios y hasta la actualidad, en su calidad de Presidenta de la Asociación.

A partir de esa época iniciaron sus presentaciones en diferentes Instituciones de la Localidad, así como en otras Provincias del Departamento de Huánuco. Esto permitió al Grupo adquirir mayor solidez y afiatarse en cada una de sus intervenciones, lo cual les posibilitó viajar a la Ciudad de Lima representando a la Universidad Nacional “Hermilio Valdizán”, en el Primer Encuentro Inter Universidades llevado a cabo el año de 1983.

Desde esa fecha, la presencia cultural de su querido pueblo, Huánuco, dentro y fuera de las fronteras del Perú, ha estado felizmente representado por “Huánuco Canta y Baila”, cuya amplia trayectoria artística ha permitido que Huánuco sea conocido a nivel Nacional e Internacional, destacándose entre sus presentaciones las siguientes:

Año 1985 - CUZCO: II Encuentro Nacional Inter Universitario
Año 1986 - ICA: XXII Festival de la Vendimia Iqueña
Año 1986 - UCAYALI: Festival Nacional “Todas las Sangres” con motivo de la creación del Departamento de Ucayali.
Año 1986 - LIMA: Aniversario del Distrito de San Borja
Año 1986 - LIMA: Semana de Integración Cultural Latinoamericana SICLA.
Año 1987 - ICA: XXIII Festival de la Vendimia Iqueña.
Año 1987 - AYACUCHO: Encuentro Cultural Ayacucho – Huánuco
Año 1987 - NAZA: Semana Turística de Nazca
Año 1987 - TRUJILLO: Festival Nacional de Danzas Folklóricas “Mi Perú”.
Año 1987 - CHICLAYO: Festival Nacional de Marinera
Año 1987 - LIMA: Semana Cultural de Huánuco FENACORDES
Año 1988 - LIMA: Semana Cultural de Huánuco FENACORDES (Marzo)
Año 1988 - LIMA: Semana Cultural de Huánuco FENACORDES (Agosto)
Año 1988 - NAZCA: Fiesta Patronal en Homenaje a la Virgen de Guadalupe.
Año 1988 - ICA: XXIV Festival Internacional de la Vendimia Iqueña.
Año 1989 - AYACUCHO: Festival Internacional de Danzas Folklóricas “Tusuy Ninkchi”.
Año 1989 - HUANCAYO: I Festival de Danzas por la Semana Turística de Huancayo.
Año 1990 - PISCO: Semana Turística de Pisco.
Año 1990 - OXAPAMPA: Semana Turística de Oxapampa.
Año 1990 - AREQUIPA: Festival Internacional de Danzas Folklóricas “FESTIDANZAS”.
Año 1992 - PUCALLPA: Semana Turística de Pucallpa.
Año 1993 - HUARAZ: Semana Turística de Huaraz
Año 1994 - AREQUIPA: Festival Internacional de Danzas Folklóricas “FESTIDANZAS”.
Año 1994 - HUANCAYO: IV Encuentro Regional de Danzas y Canciones Andinas.
Año 1994 - CAJAMARCA: I Festidanzas Cajamarca.
Año 1995 - HUARAZ: II Exposición Nacional de danzas de la Costa, Sierra y Selva.
Año 1995 - MOLLENDO: I Festival Folklórico de Integración Nacional.
Año 1995 - PIURA: Festifolk “Así es mi Perú”.
Año 1996 - CAJAMARCA: III Festival de Danzas Cajamarca
Año 1996 - RIOBAMBA ECUADOR: Primera gira Internacional Representando al Perú en el IV Encuentro “NUEVO MUNDO DEL FOLKLOR”.
Año 1996 - SAN JUAN DE PASTO COLOMBIA: Encuentro Nacional de Investigadores de Etnomusicología.
Año 1996 - CERRO DE PASCO: Aniversario del Colegio de Ingenieros
Año 1997 - SULLANA: I Encuentro Internacional “De los Reyes”.
Año 1997 - PUCALLPA: Encuentro de residentes Huanuqueños en Pucallpa.
Año 1998 - 1999: Difusión de danzas Folklóricas a nivel regional y nacional con la finalidad de motivar e incentivar el turismo.
Año 2003 - Ayacucho: Participación en el III Festival Nacional de Danzas Folklóricas.
Año 2004 - ANDAHUAYLAS: Participación en el II encuentro Inter Regional del Carnaval del Perú, denominado “Pukllay”. Ocupando el segundo lugar a nivel nacional.
Ano 2005 - TACNA: Participación en el Gran Remate de carnaval.
Ano 2005 - PUCALLPA: Presentación para la colonia Huanuqueña.
Ano 2006 - LIMA: Muestra de danzas Huanuqueñas en el Museo de la Nación.
Ano 2007 - TACNA: Participación en el Gran Remate de carnaval.
Año 2007 - PUCALLPA: Presentación para la colonia Huanuqueña.
Año 2007 - LIMA: Muestra de danzas Huanuqueñas en el Museo de la Nación.
Año 2008 - TACNA: Participación en el Gran Remate de carnaval.
Año 2008 - PUCALLPA: Presentación para la colonia Huanuqueña.
Año 2008 - LIMA: Muestra de danzas Huanuqueñas en el Museo de Arte de Pueblo Libre.
Ano 2009 - PUCALLPA: Presentación para la colonia Huanuqueña.

El quehacer artístico de este grupo de danzas, actualmente Institucionalizado bajo el nombre de Asociación Cultural “Huánuco Canta y Baila”, está llena de grandes logros y también desilusiones, las que nunca fueron obstáculo para seguir aspirando a mayores logros. Una anécdota que les sucedió, fué en el mes de Agosto del año 1990, cuando representado al departamento de Huánuco, debieron viajar a la ciudad de Arequipa para cumplir con una invitación al festival internacional de esa ciudad. En esos días y contra todo pronóstico se produjo la más grande devaluación de la moneda nacional, y provocó en consecuencia un alza desmesurada de todos los productos, servicios, etc. La situación económica de la agrupación no era la mejor, por ello tuvieron que recurrir a todas las Instituciones de la ciudad de Huánuco para solicitar apoyo, pero lamentablemente no encontraron respuesta por parte de ninguna de ellas.


La única Institución que comprendió que ante cualquier contingencia, primero estaba el prestigio de Huánuco, fue el Ministerio de Agricultura, entidad que gracias a la gestión de su Director de ese entonces, les facilitó un camión de carga que sólo contaba con una plataforma.

Ello no los amilanó en absoluto y decidieron los 20 integrantes realizar el viaje que al final resultó muy difícil por las incomodidades que sufrieron durante todo el trayecto, ya que en la misma plataforma trataban de acondicionar todo el vestuario que iban a utilizar, cubriéndose sólo con una toldera usada por la cual filtraba el agua de la lluvia, soportando además un intenso frío. Pese a todas estas inclemencias lograron arribar a la Plaza de Armas de la Ciudad de Arequipa, mientras otras delegaciones descendían de lujosos ómnibuses, La Profesora Elvira, junto a los integrantes de la delegación daban la gran sorpresa a los organizadores que no salían de su asombro por la forma como pudieron soportar tan largo viaje y en tales condiciones. Ello era muy elocuente, pues todos mostraban los rostros demacrados y cubiertos de polvo.

Pero este difícil trance, No fué un sacrificio sin gloria, porque siendo su mayor deseo el de hacer quedar muy en alto el nombre de Huánuco, hecho que sin atenuantes lo lograron la noche de la clausura de este evento, los asistentes al Coliseo siguiendo el ejemplo de su Alcalde de ese entonces, el Sr. Roger Cáceres Velásquez, se pusieron de pie para ovacionarlos, esta fué la más grande recompensa al sacrificio realizado. Este acto fue presenciado por las delegaciones de Rusia, Estados Unidos, México, Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Chile, todos ellos países participantes en este gran evento, estando representando al Perú por la agrupación de residentes Puneños en Lima “Altiplano”, y por la Asociación Cultural “Huánuco Canta y Baila”, fundado y presidido por la Profesora Elvira Olivas Miraval.

Ente otras múltiples actividades realizadas por la Asociación en sus 32 años, podemos destacar 7 festivales de danzas organizados con motivo del Aniversario de la Asociación.

Algunas Instituciones han exteriorizado su reconocimiento a la Asociación Cultural “Huánuco Canta y Baila”, mediante sendas resoluciones, entre ellas las siguientes:

Resolución Directoral N˚ 001 - 1995. Emitido por el Instituto Nacional de Cultura, Filial Huánuco. Mediante la cual se le reconoce como “Asociación Cultural”.

Resolución Directoral N˚ 079. Emitida por la Municipalidad Provincial de Huánuco, reconociendo a la Asociación Cultural “Huánuco Canta y Baila”, como representante Cultural a Nivel Provincial, Regional, Nacional e Internacional.

Resolución Directoral N˚ 007. Emitida por la Dirección Regional de Turismo, que reconoce a la Asociación Cultural “Huánuco Canta y Baila” como representante Cultural del I.C.T.A

Institucionalmente, la Asociación Cultural “Huánuco Canta y Baila” se ha constituido en una alternativa permanente para aquellas personas que poseen condiciones para la danza, pudiendo integrarse al elenco y sumarse a los más de 1000 integrantes que pasaron, durante su existencia, por la Asociación.

El pertenecer a la Asociación Cultura “Huánuco Canta y Baila” que promueve el arte dentro de una de sus más claras manifestaciones que son la Danza y la Música, para una gran mayoría de sus integrantes, No sólo ha significado una forma de valorar lo nuestro y rescatar nuestra identidad cultural, sino que además les ha permitido, luego de un proceso de aprendizaje que está bajo la responsabilidad de la Profesora Elvira Olivas, el volcar los conocimientos aprendidos en Pro de la Educación, muchos de ellos actualmente laboran como profesores de Danzas y/o en la Asignatura de Educación Artística.

La Asociación Cultura “Huánuco Canta y Baila” se ve impulsada aún más por el honor que le confirió, en el año 1997, la Municipalidad Provincial de Huánuco al declarar Hija Predilecta de Huánuco a su Presidenta, La Profesora Elvira Olivas Miraval. Y en 1999, fué honrada por la ciudadanía Huanuqueña, permitiéndole acceder al cargo de Regidora de la Municipalidad Provincial de Huánuco.

En sus 32 años de vida, La Asociación Cultural Huánuco Canta y Baila, institución sin fines de lucro, No solo tiene el orgullo de llevar el nombre de su lugar de origen, Huánuco, sino también el de llevar alegría a los pueblos, difundiendo y enseñando a valorar nuestras raíces a través de las danzas folclóricas.